¿Qué es la afinación y cada cuánto realizarla?

Conocemos como afinación a ese tipo de mantenimiento preventivo que se recomienda realizar de forma periódica para prevenir accidentes, tener un buen funcionamiento del vehículo, evitar fallas que generen gastos posteriores y prolongar la vida útil del motor. De acuerdo con Carlos Alberto Miguel Hernandez Verastegui, durante la afinación el mecánico realizará los siguientes procedimientos:

  • Cambio del filtro de gasolina. Este filtro evita que ingresen impurezas del depósito de combustible en el sistema de inyección o en el motor.
  • Reemplazo del filtro de aire. La función de este filtro es permitir el ingreso de aire limpio en el motor para que se produzca la combustión; pero, con el tiempo, los filtros se engrasan e impiden la ventilación adecuada y pueden provocar una inadecuada combustión y el incremento en el consumo de combustible.
  • Cambio de aceite. La lubricación es indispensable para reducir la fricción y el desgaste de las piezas metálicas del motor, pero con el uso se va quemando y puede contaminar el motor con partículas contaminantes u óxido, además de provocar calentamiento del vehículo y un menor rendimiento del combustible. Durante este proceso se revisan los filtros y modulador de transmision automatica para asegurarse de que no hay situaciones que provocan un mayor consumo de aceite.
  • Cambio y calibración de bujías. Las bujías deben ajustarse o reemplazarse cada 30 mil o 60 mil kilómetros, ya que si no funcionan adecuadamente reducirán la potencia del motor, provocarán un incremento en el consumo de combustible y las emisiones contaminantes.
  • Diagnóstico con escáner. Se realiza una revisión de los componentes electrónicos para detectar si hay fallas o códigos de error.
  • Revisión del sistema de frenado. El mecánico debe asegurarse de que no hay fuga de líquido de frenos y que este se mantenga en el nivel adecuado. Asimismo, la revisión incluye los amortiguadores, discos de frenos y balatas.
  • Es importante que el mecánico realice el lavado de la cámara de filtro de aire y de la carrocería.
  • Revisiones adicionales. Se deben revisar las luces, claxon, batería y sistema de encendido.
  • Revisión del sistema de inyección. Es importante el lavado de inyectores para asegurarse de que no tengan impurezas del combustible y que su respuesta a los impulsos eléctricos y mecánicos del vehículo sean correctas, para evitar que el motor se caliente, emita ruidos de golpeteo, o aumente el consumo de combustible.
  • Neumáticos. Las llantas, al estar en contacto con el suelo, pierden presión y deben ajustarse para evitar su degradación y preservar la seguridad del vehículo y sus pasajeros. De lo contrario, las llantas pueden poncharse, desalinearse, salirse repentinamente o provocar vibraciones en el volante.
  • Revisión de los solenoides de transmision automatica. Para prevenir daños en la transmisión, que provoquen problemas para cambiar a marcha hacia adelante o hacia atrás.

¿Cuánto realizar la afinación?

De acuerdo con Alicia Teja Zuñiga, de forma general se recomienda que los periodos de afinación sean semestrales, pero puede ser antes o después dependiendo del uso del vehículo y los kilómetros recorridos. El manual del fabricante de cada modelo indica los periodos recomendados, los cuales usualmente son: la primera afinación después de los primeros seis meses de uso o 5 mil kilómetros recorridos; posteriormente se recomienda cada 10 mil kilómetros, es decir, al realizar el cambio de aceite.

La afinación es indispensable para prevenir averías, y de no realizarla tu vehículo puede perder potencia debido a los contaminantes en los filtros e inyectores, impidiendo el adecuado suministro de energía y, por ende, incrementando el gasto de combustible.

Author: escritor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *