Proteínas, principales aditivos alimentarios industriales

Actualmente, dentro de la variedad de aditivos alimentarios, las proteínas son consideradas como las principales para agregar valor nutrimental a los productos finales. Su uso es complementado con elementos como conservadores, saborizantes y colorantes artificiales para obtener ese sabor peculiar de cada producto.

Las proteínas son biomoléculas esenciales para el crecimiento, mantenimiento de los tejidos, jugos gástricos, vitaminas, hormonas y enzimas. El uso de proteínas en la industria se debe a que, durante la producción, los alimentos suelen perder nutrientes, y su consumo es muy importante para los seres humanos. Los estudios indican que la cantidad diaria recomendada es de aproximadamente 0.8 gramos de proteína por cada kilogramo de peso corporal.

Actualmente, los deportistas acuden a la tienda de materias primas más cercana a adquirir proteínas para alimentar a sus músculos y evitar comer en exceso, ya que mantienen en continuo funcionamiento el metabolismo.

Junto con las vitaminas, las proteínas se utilizan en la industria alimentaria para producir nutrientes que, por sí solo, el organismo humano no es capaz de crear, como los nueve aminoácidos esenciales para el desarrollo.

Pero no solo la industria alimentaria utiliza proteínas, también la farmacéutica por lo que en la venta de químicos se encuentran proteínas para potenciar a ciertos medicamentos, especialmente a aquellos que ayudan a generar anticuerpos que refuerzan al sistema inmunológico.

Las proteínas pueden encontrarse en dos presentaciones: líquida y polvo, siendo la segunda la más utilizada gracias a su facilidad de integración con otros productos. Esta misma presentación, junto con otros elementos, es la que se encuentra en los suplementos alimenticios proteicos, que son indispensables para las personas que tienen un consumo limitado de alimentos, como los vegetarianos, o por atletas que buscan incrementar su rendimiento y masa muscular.

En el sector industrial, la Cofepris y la Secretaría de Salud son los organismos encargados de la regulación de productos alimenticios como aditivos y proteínas, por lo que los productos que los utilizan son seguros; como recomendación, leer las etiquetas es indispensable para conocer la cantidad de aditivos que contiene cada producto para tener un consumo más responsable.

Al igual que con productos como los lubricantes industriales, en el mercado es posible encontrar muchas empresas que ofrecen aditivos alimenticios, pero es importante verificar que cuenten con las certificaciones ISO 9000, que implica seguridad en el consumo; de lo contrario, los consumidores podrían tener problemas de salud a causa de productos no regulados adecuadamente.

Author: escritor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *