Cómo dar mantenimiento a sistemas de climatización

Todos los equipos electrónicos requieren cuidados, revisión y mantenimiento para que funcionen adecuadamente, y los sistemas de climatización no son la excepción. El mantenimiento aire acondicionado es indispensable para prolongar la vida del sistema y garantizar años de buen funcionamiento, por lo que es clave conocer las formas de mantenerlo en buenas condiciones, así como detectar el momento oportuno para contactar a un técnico.

En general, el principal problema de los sistemas de climatización es la falta de cuidado por parte de los usuarios, quienes son los causantes de fallas por situaciones como mojar los compresores, sobrecargarlos, conectarlos de forma inadecuada o impedir la circulación de aire al dejar abiertas las puertas del equipo. Esto es frecuente en las cocinas industriales, donde hay muchas personas circulando, abriendo y cerrando puertas, además de ensuciarse los equipos rápidamente por las actividades relacionadas con el área de trabajo.

Entonces, ya sea para uso comercial, industrial o doméstico, es importante leer los manuales del fabricante de los sistemas de climatización, tenerlos a la mano y programar revisiones periódicas del sistema para asegurarse de que todos los componentes funcionan adecuadamente, de modo que se puedan realizar acciones preventivas, correctivas o predictivas.

Por ejemplo, una acción preventiva es la limpieza del sistema para retirar el polvo, suciedad y pelusas acumuladas para que no causen una obstrucción ni ensucien el aire que sale al exterior del aparato. Una acción predictiva es asegurarse de que todos los enchufes están conectados adecuadamente a una red confiable, y de preferencia que cuenta con UPS o algún otro sistema de protección en caso de que falle el suministro eléctrico.

Durante el mantenimiento preventivo se deben revisar los componentes mecánicos: motores, aspas y rodamientos, así como los componentes eléctricos: cables y elevadores para asegurarse de que funcionan bien. En caso de que se presente una falla, el mantenimiento correctivo se enfoca en reemplazar las piezas que se hayan averiado o llegado a su final útil.

Al hacer estas acciones, el equipo vuelve a ponerse en marcha y a trabajar correctamente, de modo que no sea necesario detener su funcionamiento por mucho tiempo ya que, si bien no forman parte activa de la producción, sí influyen en la productividad y rendimiento de los trabajadores.

Al requerir un servicio de mantenimiento, lo ideal es recurrir a la garantía para obtener piezas originales y los circuitos electrónicos, pero si esta garantía ya venció, o no hay una sucursal en la ciudad donde radicas, es importante acudir con especialistas para evitar otras fallas en el sistema.

Author: escritor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *