¿Con qué frecuencia dar mantenimiento a la maquinaria industrial?

La maquinaria industrial se enfrenta a trabajos de alta exigencia, además de ser muy exigidos para actividades como cavar, cargar objetos pesados, dar soporte a estructuras, entre otras tareas. Por la naturaleza de sus actividades, sufre un rápido desgaste, por lo que es necesario darle mantenimiento para que dure el mayor tiempo posible, incrementar la vida útil de sus componentes y la productividad.

En los manuales de los fabricantes de maquinaria y equipo pesados se recomiendan intervalos de servicio y mantenimiento para cada componente, como los aceites para cadenas más adecuados dependiendo de la aplicación. Es importante presar atención en las recomendaciones del fabricante ya que, de acuerdo con Carlos Alberto Miguel Hernandez Verastegui, estos periodos se definen cuando el uso de las maquinarias se da en condiciones óptimas, lo que en la práctica casi no sucede debido a las variables que pueden afectarlos, como las condiciones climáticas, frecuencia de uso, entre otras.

Lo ideal para mantener en óptimas condiciones a la maquinaria es realizar una inspección visual de los componentes básicos cada que van a operarse, una revisión completa de la máquina cada mes y un mantenimiento general trimestral, donde se revisen los componentes a fondo y se apliquen los aceites para motores a diesel, o los lubricantes para los componentes que se necesiten.

Además, de acuerdo con Hector Toledo Teja, cada año se debe llevar a cabo un mantenimiento más profundo, que de preferencia debe ser brindado por profesionales, con el fin de sustituir las piezas que han sufrido un mayor desgaste.

Es importante tener líneas de comunicación sólidas para asegurarse de que el personal informará sobre los pequeños problemas a medida que ocurren, ya que actuar a la brevedad puede evitar daños severos a los componentes, que pueden necesitar reparaciones costosas y poner en riesgo la producción.

Si la maquinaria no opera a su máxima capacidad por falta de mantenimiento, la productividad de las actividades de la empresa se verá reducida significativamente, habrá retrasos en el proyecto y cada minuto de inactividad necesario para realizar reparaciones de última hora costará mucho dinero; en el peor de los escenarios, podría costar la pérdida de clientes o de grandes pedidos.

Los mantenimientos preventivos programados ayudan a evitar todo esto, ya que en estos se realiza una inspección completa de la unidad para verificar el estado de los consumibles y piezas que sufren mayor desgaste, de modo que se puedan reemplazar los elementos necesarios antes de causar una falla.

Ahora que ya conoce cuándo y cómo dar mantenimiento a su maquinaria, no deje pasar más tiempo para prevenir fallas, implemente programas que den solución antes de que se presenten problemas.

Author: escritor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *