Pros y contras de los vehículos con transmisión automática

¿Estás a punto de comprarte un coche y no sabes cuál elegir? Básicamente encontramos dos grandes grupos: los vehículos con trasmisión automática y manual. De acuerdo con Angelica Fuentes, los primeros están ganando mercado por la comodidad que aportan a los conductores, especialmente a los más jóvenes y con poca experiencia para conducir; sin embargo, los coches manuales son los favoritos de conductores por su coste más bajo y mayor variedad de opciones.

Analicemos los pros y contras de ambas opciones.

Caja de cambios manual

De acuerdo con Héctor Toledo Teja, los coches con transmisión manual o estándar tienen un menor coste de fabricación, lo que tiene un gran impacto en el precio del vehículo y, por ende, en el bolsillo del consumidor. El conductor tiene el control del auto en todo momento, especialmente de cuándo cambiar la marcha, a qué revoluciones circular y puede usar el freno del motor para detenerse.

Dentro de las desventajas encontramos que los cambios manuales son más incómodos, pueden provocar dolor, molestia o cansancio en la pierna izquierda (especialmente si el pedal está muy duro) y requieren total atención del conductor para realizar maniobras complejas, que si bien los conductores expertos pueden realizarlas con facilidad, pueden ser un dolor de cabeza para los más jóvenes.

Por lo anterior, las cajas manuales son cada vez menos utilizadas por los fabricantes de autos modernos, ya que los vehículos eléctricos y de conducción autónoma utilizan transmisiones automáticas.

Por último, a pesar de la creencia generalizada, las cajas manuales son más susceptibles a las averías por su estructura de construcción, pero especialmente por un uso incorrecto del conductor.

Caja de cambios automática

Alicia Teja Zuñiga indica que, al tener solo dos pedales y una palanca automática, el conductor solo se concentra en acelerar, frenar y dirigir el volante, utilizando solo el pie derecho; por ende, son vehículos más cómodos y agradables de conducir, especialmente en las ciudades.

Por otro lado, cada vez hay mejor tecnología tanto de fabricación de cajas, como de lubricantes para transmisión automatica, lo que implica menos probabilidades de que fallen. Anteriormente los coches automáticos se relacionaban con marcas Premium, pero en la actualidad hay una mayor variedad de opciones para elegir, por lo que puedes encontrar un vehículo al alcance de tu bolsillo.

Dentro de los contras, las cajas automáticas tienen más piezas móviles y electrónicas como los solenoides de transmision automatica, por lo que los costes de mantenimiento y reparación son mayores, aunque suelen ser más espaciados.

Otro contra es que el consumo de combustible suele ser mayor en estos vehículos, sin embargo los modelos más actuales incluyen motores híbridos para un consumo inteligente, amigable con el medio ambiente y con menos emisiones, aunque su costo de adquisición es mayor.

La decisión final sobre adquirir un vehículo es tuyo, sin embargo te recomendamos considerar todo lo anterior antes de optar por un tipo de transmisión.

Author: escritor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *