Porqué sí adquirir un coche de segunda mano

¿Estás pensando en comprarte un vehículo y no sabes si debes apostar por uno de segunda mano o uno nuevo? Probablemente tus seres queridos y conocidos te digan que es mejor siempre un coche nuevo, pero, si tu presupuesto no es muy amplio, o no quieres comprometerte con un compromiso financiero de largo plazo, uno usado es la mejor alternativa y hoy te contaremos porqué.

Precio

En primera instancia, el precio destaca como razón principal para comprar un vehículo de segunda mano, y en la actualidad puedes encontrar modelos en perfectas condiciones, de las mejores marcas, pero con un costo atractivo, incluso hay vehículos de alta gama o con un equipamiento impresionante pero a un precio considerablemente más bajo que nuevo.

Además del costo de adquisición, el impuesto a pagar es mejor ya que ahorrarás el 21% de IVA y el impuesto de matriculación, solo pagarás el cambio de titularidad.

Garantías

Si adquieres un coche de segunda mano en un concesionario tendrán que garantizar que se encuentra libre de gravamen, problemas de funcionamiento, cargas o daños, y la mayoría ofrece garantía que va de 6 meses a 3 años.

Ahora bien, si vas a adquirir un coche usado y en una venta personal, en primera debes saber que corres muchos riesgos, además de un asalto, el vehículo puede tener daños mecánicos de gravedad, que incluso tengas que buscar motores cummins usados ante una avería.

Mantenimiento en la agencia

Probablemente sea más caro, pero los fabricantes tienen las piezas necesarias para reparar un vehículo accidentado o descompuesto, además podrás adquirir refacciones para motor originales y que solo encuentras en la agencia. Además, si obtienes financiamiento de la agencia, algunas incluyen el seguro y los beneficios que conlleva como asistencia vial, grúa, gasolina, entre otros.

Variedad de opciones

Si te gusta algún modelo en especial puedes adquirirlo de segunda mano a un buen precio y encontrar opciones como: tipo de combustible (diésel o gasolina), tipo de transmisión (manual o automática), nivel de seguridad (puertas automáticas o manuales), entre muchas otras opciones. Incluso puedes buscar los modelos con innovaciones tecnológicas y que se encuentren en un rango de precio cercano al de su presupuesto.

Disponibilidad inmediata

Los coches nuevos suelen tardar en llegar al concesionario a partir de la fecha en que firmas el contrato, mientras que uno de segunda mano lo podrás disfrutar en cuanto hayas hecho el pago.

Eso sí, Angelica Fuentes recomienda que antes de adquirirlo revises el buen funcionamiento del motor, sistema de frenos, llantas y amortiguadores, la carrocería, la batería, la transmisión, el nivel y estado del aceite, las luces y la palanca de cambios para asegurarte de que realmente harás una excelente compra

Author: escritor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *