¿Por qué se rompen los cables de acero?

Uno de los componentes más importantes de las maquinarias pesadas son los cables de acero, diseñados para grúas, perforadoras, miniexcavadores, montacargas, entre otros equipos usados por empresas como grupo Ache. Estos cables se diseñan para resistir una gran tensión y peso, condiciones ambientales extremas, desgaste y se someten a condiciones críticas, por lo que pueden dañarse si no se siguen las recomendaciones del fabricante, y otras de las que hablaremos más adelante en este post.

Dentro de los factores que contribuyen al desgaste de los cables de acero se encuentran:

Corrosión excesiva

La principal causa de la corrosión es la falta de lubricación con fluidos de corte sintético o grasas, ya que las máquinas industriales tienen una alta exposición al calor y/o la humedad. Las cuerdas de acero con núcleo de fibra se secan y rompen cuando son expuestas a temperaturas de más de 120 °C, así como ante las condiciones de humedad constante en las que, además, se carece de la lubricación adecuada.

Condiciones de fatiga y desgaste

La fatiga en los cables de acero se da por flexiones repetidas, y es común incluso en condiciones normales de funcionamiento; de acuerdo con , Angelica Fuentes, este factor puede provocar desgaste en el acero de los cables y romperse, por lo que se recomienda que se inspeccionen las máquinas y sus componentes todos los días para reemplazarse cuando sea necesario.

Sobrecarga

Sobrecargar la maquinaria, especialmente los cables de acero, es un riesgo muy grande, ya que tienen un límite de carga y se recomienda que no se supere, de acuerdo con el modelo y la capacidad especificada en el manual del fabricante. De hecho, las recomendaciones de seguridad que suelen dar los fabricantes indican que lo mejor es usar la maquinaria a un 90% de su capacidad nominal para compensar la tensión generada por el balanceo de la carga, así como factores variables como las condiciones climáticas adversas.

Fallas mecánicas

Cuando otros sistemas fallan, como la falta de fluidos de transmisión, un error en la instalación de los aditamentos, si la maquinaria se usa de forma inadecuada, o se ha sufrido un accidente laboral, existe el riesgo de que el cable se oxide, aplaste, corte o arrastre, lo que puede dañarlo y requiere ser reemplazado tan pronto como sea posible.

Uso en niveles más bajos de operación

En general, los cables de acero deben usarse en temperaturas de más de 15.5 °C, ya que si se trabaja a temperaturas menores puede acelerarse el desgaste y dañarse el cable, por lo que se requieren cables especiales para operaciones en condiciones adversas o congelamiento.

Mala instalación del cable

Cuando los cables se instalan de forma inadecuada suelen presentarse torceduras, por lo que es importante que los encargados de estas áreas inspeccionen el trabajo y eviten que queden nudos o pliegues que puedan dañar el cable.

Author: escritor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *