Normas de seguridad e higiene dentro de una empresa

 

Dentro de una empresa, nada es tan importante como cumplir con las normas de seguridad para los empleados, así como mantener los espacios limpios y acondicionados, de acuerdo con la normatividad vigente en materia de higiene. La relevancia de cumplir con lo establecido en esta materia, desde el punto de vista de la dirección empresarial, es que tienen una incidencia comprobada en la productividad, debido a que tienen un impacto en la actitud de los trabajadores.

Un lugar de trabajo donde se respetan las normas de higiene y de seguridad industrial, y en el que existe el compromiso por parte de los directivos de respetar ante todo los derechos de los trabajadores, los empleados se sienten de alguna manera involucrados con la empresa y parte de ella, por lo que pondrán de su parte para que el ambiente de trabajo se mantenga con armonía. Todo lo anterior se ve reflejado en una constante mejora de la productividad.
Otro factor que repercute en el ánimo de los trabajadores es que las responsabilidades  en este sentido sean compartidas, es decir que las distintas áreas encargadas de hacer cumplir las normas de seguridad e higiene cumplan de manera efectiva con sus responsabilidades, y que no se limiten únicamente a imponer sanciones en los casos en que éstas no se cumplan.
Esto es especialmente importante en los casos donde la empresa pertenece al ramo industrial, ya que las normas para estas empresas son mucho más exigentes que para un edificio de oficinas u otra actividad que no implique riesgos industriales de trabajo.
Un ejemplo son las máquinas para traslado de mercancías y las maquiladoras o ensambladoras. Cada una de estas máquinas debe ser operada por un técnico especializado que cuente con la certificación adecuada. No es lo mismo un tipo de máquina que otra, por lo que no basta con conocer una o dos de ellas para operarlas todas, sino que cada una requiere conocer también los procesos de los cuales forman parte.
Las sanciones por el incumplimiento de las normas pueden ir desde lo económico hasta la revocación de permisos e incluso el cierre de la planta, oficina o establecimiento. Las revisiones suelen hacerse sin previo aviso para conocer mejor cuáles son las circunstancias reales en cada caso, aunque también se suelen emitir recomendaciones antes de establecer una sanción, para permitir que las situaciones irregulares se ajusten y se realicen las correcciones necesarias.

 

 

Author: director

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *