Estantería cantiléver, ideal para cargas largas

Cada almacén tiene características propias definidas por sus necesidades, labores a realizar y el tipo de carga que se almacena.  Aquellos que resguardan pallets de diferentes pesos, longitudes y medidas como los perfiles metálicos, tuberías, tableros de madera o molduras requieren una solución “a la medida”, es decir, que se adapte a las condiciones de la carga.

La estantería cantilever es la solución de almacenamiento de cargas de gran tamaño gracias a su facilidad de montaje, extensión y resistencia. Las mercancías con una longitud superior a la de los pallets tradicionales conllevan un reto de almacenamiento, especialmente cuando se trata de productos de una sola pieza, o del ensamble de varias piezas que deben estar juntas y, en total, tienen un peso muy elevado.

Este tipo de racks industriales permite almacenar unidades de carga voluminosas sobre plataformas apiladas en las que exista un espacio entre cada unidad, de modo que el operador pueda manipularlas con facilidad, ya sea de forma manual para la preparación de pedidos, o bien, con el uso de un medio mecánico como las plataformas de elevación o montacargas para insertar nuevas unidades de carga o retirarlas.

Además, Alicia Teja Zuñiga indica que la estantería cantiléver también es ideal para las mercancías que además de largas, pesadas y voluminosas, son delicadas, demasiado flexibles o pueden romperse con mucha facilidad: tuberías, barras, textiles, entre otros materiales frágiles y que requieren un sistema de almacenamiento que proteja las cargas.

La estantería cantiléver permite almacenar de forma unilateral y bilateral las unidades de carga, impidiendo que las piezas delicadas se quiebren o pierdan su forma. Se forman por estanterías con barras verticales de las que salen ganchos metálicos o soportes donde se colocan las mercancías en unidades como tuberías, papel, entre otras, de modo que se aprovechan los niveles más bajos para guardar mercancías en columnas, y los más altos para formar una sola columna y acceder a la mercancía con facilidad.

De acuerdo con Carlos Alberto Miguel Hernandez Verastegui, otra facilidad de este sistema de almacenamiento es que permite el uso tanto de maquinaria industrial como patines hidráulicos o plataformas de elevación, como el trabajo manual por parte de los empleados, de modo que facilita las operaciones y el acceso a la carga almacenada.

El uso de estanterías cantiléver es garantía de satisfacción porque es un sistema que se adapta a las necesidades de los almacenes y porque se puede ampliar o modificar para almacenar cargas largas, sin importar su longitud. Ya que su estructura central es resistente y tiene brazos que se apoyan de forma horizontal, se ajustan a diferentes alturas, por lo que es una solución versátil y que responde a los cambios en volumen, longitud y peso de las cargas.

Gracias a que tiene elementos que encajan entre sí, su movilidad es muy alta, con un montaje fácil y simple y una estructura resistente. Además, puedes encontrar una estantería cantiléver para carga ligera, de tamaño medio y alturas reducidas, y otra para cargas largas, voluminosas y pesadas, por lo que encontrarás la que se adapte a las necesidades de tu almacén para garantizar el buen estado de la mercancía.

Author: escritor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *