Disolventes más utilizados para las pinturas

Cuando se trata de pinturas, uno de los materiales más utilizados son los disolventes, que no solo son útiles para diluirlas, sino para limpiar las herramientas de trabajo y superficies que quedaron manchadas con pintura, por lo que ayudan a obtener los mejores acabados.

En general, pinturas, esmaltes y barnices son envasados con un nivel de viscosidad superior al que se requiere para aplicarlas con una brocha o rodillo, por lo que la primera aplicación del disolvente es que tengan la consistencia ideal para que sean más manejables, puedan extenderse con facilidad y penetren adecuadamente en las superficies que se va a pintar. En resumen: los disolventes hacen más eficiente la tarea de pintar.

Cabe destacar que, al secarse la pintura, el disolvente se evaporará, por lo que no es un aditivo de los pigmentos ni cambiará el color buscado, únicamente facilitará la aplicación y limpieza de la pintura. Además, al limpiar adecuadamente la herramienta utilizada para pintar, se podrá volver a utilizar.

Los disolventes más utilizados son:

  • Agua. Es el disolvente por excelencia, incluso es la base de los productos que encontramos en el mercado. Ayuda a diluir pinturas, esmaltes y barnices a base de agua, sin embargo por sí sola no es 100% efectiva en la limpieza, solo ayuda a que no queden impregnados en las fibras, pero no elimina los rastros por completo.
  • Acetona. Es un disolvente muy conocido por su uso en cosméticos, especialmente para retirarse el esmalte de las uñas. Se utiliza con frecuencia en mezclas para fabricar barnices, acabados de automóviles y muebles, así como para la limpieza de metal o vidrio.
  • Acetato de etilo. Utilizado en la industria textil para la preparación del teñido de lana y en productos de limpieza textil.
  • Hexano. Es un disolvente que se utiliza para quitar etiquetas de precios al ser adecuado para disolver el pegamento con el que se adhieren.
  • Aguarrás. Es un disolvente de origen vegetal, por lo que es más ecológico, se utiliza para la dilución de esmaltes y barnices por su secado más rápido. Si bien esta sustancia se utiliza frecuentemente como limpiador, es un excelente disolvente para pinturas, tintes y resinas.

Existen muchos otros disolventes utilizados para aplicaciones industriales precisas, los anteriores son los más utilizados y que pueden adquirirse con facilidad para cumplir con la aplicación que se necesita. Para una elección adecuada del solvente, revise la etiqueta del producto o consúltelo con el vendedor, con el fin de que obtenga el mejor resultado en la aplicación y limpieza de pintura.

Author: escritor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *