Alcohol: agente antiséptico y de uso cosmético

Uno de los insumos cosméticos, sanitarios e industriales más utilizado es el alcohol, ya que su amplia variedad de funciones y cualidades lo hacen ideal para ser componente de diferentes productos, o bien, para usarlo solo. Además hay muchos tipos de alcohol, cuyas cualidades son aprovechadas de las siguientes formas:

El alcohol es la sustancia básica para la desinfección; el etanol es el componente del alcohol etílico, también conocido como “de botiquín”, el cual tiene una buena acción antiséptica desde los 70° que alcanza a destruir al 90% de gérmenes y bacterias. En todos los hogares, negocios, escuelas y demás lugares se tiene un botiquín básico, con productos como este tipo de alcohol para curar las heridas causadas por cortaduras, raspones o mordidas de animales, con el fin de prevenir que se infecten; sin embargo, es importante considerar que, aunque el alcohol etílico es un poderoso desinfectante, no debe usarse en cualquier herida, ya que es irritante y causa ardor en heridas abiertas.

Durante este último año, ante la crisis sanitaria por el COVID-19, el alcohol etílico se ha utilizado como potente germicida en concentraciones de hasta el 70% para elaborar gel antibacterial para manos.

Otro tipo de alcohol muy utilizado en la industria es el isopropílico por su fuerte acción germicida; sin embargo en pocas ocasiones para aplicar directamente en la piel, ya que suele causar irritación, por lo que se usa como agente desinfectante en la fabricación de productos industriales de limpieza como detergentes, limpiadores, geles, toallas húmedas limpiadoras, aerosoles y espumas.

Para que el uso de alcohol sea efectivo como agente antiséptico, debe tener contacto con los microorganismos por al menos cinco minutos, con el fin de neutralizarlos y destruir su capa externa, por ello una de las formas más comunes en que lo encontramos es en gel, ya que permite mayor contacto con la piel, y se pueden añadir otras sustancias emolientes para evitar la resequedad.

Por lo anterior, en las tiendas de venta de productos químicos no solo se vende alcohol como antiséptico, sino como aditivo de la industria cosmética, donde es usado como conservador, excipiente, disolvente y en las formulaciones de perfumes.

Podemos encontrar alcoholes de cadena corta y larga; los primeros se caracterizan por ser de alta volatilidad, es decir, que desaparecen después de su aplicación, mientras que los segundos son espesantes, emulsionantes y ayudan a obtener la viscosidad deseada en el producto.

Por todo esto, el alcohol es uno de los aditivos más utilizados en la industria en general, y para asegurarse de elegir el correcto es importante conocer todas sus características y tipos.

Author: escritor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *