Restauración de negocios locales, cambio de lona por toldo

Escrito por Carlos Raphael de la Madrid

Uno de los servicios más demandados previos al verano son las restauraciones de los negocios locales, llámense restaurantes, tiendas, cafeterías, bares, lounges, etcétera. Todos intentan verse lo más atractivos posibles de cara a las vacaciones de mitad de año, por lo que muchos de los negocios que cambian su fachada, lo hacen renovando su techo de lona por un toldo de policarbonato, el cual no solo protege a los clientes del abrumante Sol de verano, sino también de las inesperadas lluvias.

A pesar de que el cambio entre toldos y lonas son de las primeras modificaciones en hacerse en los negocios, los toldos de policarbonato también suelen ser solicitados por los gimnasios y los centros deportivos que cuentan con albercas; e incluso también por quienes poseen un invernadero, debido a su capacidad de conservación del calor. Es decir, que, así como pueden proveer de frescura, también pueden proveer calidez al mismo espacio.

Cuando un negocio solicita servicios de restauración es porque detrás de ello existe una estrategia de renovación, la cual es altamente recomendada que se realice después del cierre de una temporada alta, como fin de año o después del verano, pues en el intermedio la clientela disminuye. Sin embargo, como la restauración vincula a una cubierta, que a su vez se asocia con el Sol y la lluvia, no habrá mejor temporada para hacer este cambio que entre los meses de enero y marzo.

Sin duda será una buena inversión, pues los toldos no solo protegerán a sus clientes de mojarse y de los rayos UV, sino que también preservarán al inmobiliario que se esté utilizando, como las mesas y las sillas, ya sea que estén hechas de madera o metal, tengan textiles, o utilicen cojines, o no; pues la lluvia, pero sobre todo el Sol, desgastan los muebles y degradan los materiales del que están hechos y hasta los decolora, y eso los clientes lo notan, pues se palpa y es evidente.

No hay que olvidar que uno de los complementos que será necesario implementar en estas restauraciones, es la integración de jardineras y macetas para que por las mañanas y las tardes, el negocio tenga un ambiente fresco, muy ad hoc al verano, aunque si la restauración se lleva a cabo previamente a la época decembrina, se aconseja integrar calentadores, o bien, una estufa eléctrica que permita conservar el calor en el negocio.

Finalmente si la puesta de toldos no llegase a convencer del todo, debido a la personalidad que se está buscando para el negocio, nosotros recomendamos que se busquen otras soluciones para protegerse del Sol, como parasoles o palillerias, con las cuales se puede jugar con el diseño, así se podrá jugar con la personalidad sobria o elegante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *