¿Por qué los fabricantes usan lubricantes industriales?

Una de las principales razones por la que los fabricantes consideran que deben adquirir y utilizar aceites industriales, mejor conocidos como lubricantes industriales, es debido a que alargan la vida de sus máquinas, llámense máquinas de producción, post-producción, vehiculares, etcétera, porque además de combustible, también es necesario que se les adhiera lubricantes que les permitan funcionar bajo el menor desgaste posible.

Recordemos que los fabricantes requieren de lubricantes industriales para distintas cosas, por ejemplo, la más común sería para el motor de las maquinarias, pero qué tal también para engrasar los engranajes y hacer que estos no se degraden. En fin, existen distintos tipos de lubricantes industriales, los cuales tienen una funcionalidad específica para los fabricantes, por ejemplo:

Lubricantes grasos o semisólidos: Los más empleados por la industria, debido a sus características adaptativas, generalmente de origen mineral o sintético.
Lubricantes sólidos: Grafito, utilizado para producir una fricción mixta en seco.
Lubricantes líquidos: De origen vegetal o mineral (petróleo), son empleados en la industria y en los motores.
Lubricantes de revestimientos: Provenientes de mezclas de resina y disolventes para cargas pesadas.
Lubricantes tipo pasta: Utilizados a altas temperaturas.

Fabricantes de todas las industrias requieren del uso de lubricantes industriales, desde la alimentaria y automotriz, hasta pasar por la aeroespacial, pues son elementos básicos para el buen funcionamiento de cualquier maquinaria, pues se sustenta que a menor fricción de los componentes internos, menor será el consumo de combustible; lo cual se traduce a su vez en menores gastos de mantenimiento y alargamiento en la vida de las máquinas.

Los impactos son tan positivos para los fabricantes, que los ahorros por el uso de lubricantes representan un 20% menos de gasto total, además de menos horas de trabajo invertidas en darle mantenimiento a las maquinarias, mayor productividad y rendimiento.

En pocas palabras, los fabricantes emplean lubricantes industriales porque saben que su utilización representa una reducción de costos, ahorro y mejores resultados en producción; lo cual a su vez también representa en un beneficio para los consumidores, pues el costo a pagar por los productos producidos, son menores.

Al día de hoy se considera muy importante la procedencia de los lubricantes industriales, debido a que su origen condiciona los resultados obtenidos, después de la maquinaría y la tecnología empleada dentro de las fábricas, ya que estos 3 factores son los que garantizarán la calidad y confianza de lo que es producido.

Author: escritor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *