Nuevo modelo de consumidores llega a reformar a la logística

Sin duda alguna, la era actual se encuentra llena de nuevas tecnologías y mercados globales, que han creado perfiles de consumidores, que a su vez plantean nuevas exigencias a las empresas en su forma de gestionar y administrar la logística y cadena de abastecimiento y entrega final al cliente, ya que vivimos en una era donde el deseo de instantaneidad reina en el consumidor.

Amazon es uno de los mejores testigos del cambio en los consumidores: los clientes quisieran poder pedir a través de su Smartphone un paraguas para la lluvia repentina, y que, tras 10 minutos de haber hecho clic en el anuncio, un dron llegue a dejarle su pedido justo antes de empaparse en la lluvia. Si bien esto parece extremo, Uber nos ha enseñado y acostumbrado a la inmediatez y eficacia del servicio.

Diversas compañías en el mundo invierten grandes sumas de dinero para que el deseo del consumidor se convierta en realidad, por lo que los negocios locales y Pymes se enfrentarán a grandes retos en sus cadenas de abastecimiento, que deben tener en cuenta para ajustarse a las necesidades de sus consumidores finales, ya que es necesario que los comercios se adapten a los cambios en los perfiles del consumidor, para mantener felices a sus clientes mediante gratas experiencias, que quieran repetir y recomendar a sus amigos.

Sin embargo, aún son muchas las compañías que carecen de la visión y flexibilidad para reformar sus cadenas de abastecimiento para atender a las necesidades de sus consumidores y competir contra aquellos participantes deseosos de satisfacer a sus clientes.

De acuerdo con los expertos, los consumidores actuales tienen ciertas características, a las que las compañías deben acostumbrarse y adaptar sus estrategias:

  • Clientes conectados 24/7: El consumidor actual puede conectarse a la web y comprar a cualquier hora y desde cualquier lugar, por lo que las empresas deben ofrecer plataformas de compra online, sencillas, amigables e intuitivas; si bien el proceso implica una inversión en el acceso digital, cadenas multicanal y cambios en procesos de distribución, logística y ventas, adaptarse a estos nuevos clientes puede incrementar las ventas rápidamente.
  • Clientes informados y curiosos: Los clientes actuales no se dejan guiar solo por la publicidad o las recomendaciones de sus amigos, estos buscan información sobre sus marcas y productos favoritos e Internet la ofrece de forma ilimitada. Ofrecer información a través de nuestras plataformas online nos ayudará a conectar con nuestros usuarios y ganarnos su lealtad.
  • Consumidores conscientes y preocupados: El consumidor actual cada vez se preocupa más por el impacto al medio ambiente, social y ético, por lo que las empresas deben buscar atender las solicitudes de sus clientes respecto a la responsabilidad social y colaboración.
  • Consumidor empoderado: Gracias a las redes sociales y otras plataformas, los clientes ahora tienen los medios para expresar su opinión y valorar los servicios de forma pública, por lo que las compañías tienen un reto para mejorar sus servicios.
  • Clientes vulnerables: Si bien el marketing se orienta hacia los medios digitales, esto puede vulnerar la seguridad de nuestros clientes, por lo que debemos tomar las medidas necesarias para la prevención de fraudes, con lo que protegemos tanto a los clientes, proveedores y a la misma empresa.

Adaptarnos a los cambios es indispensable para mejorar las experiencias de nuestros clientes, de lo contrario podríamos perder a nuestros clientes más leales y nuestros ingresos.

Author: director

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *