El nuevo cemento Portland es verde

En Estados Unidos se ha creado el cemento Portland del futuro, una buena noticia para el medio ambiente, pues es evidente que es una alternativa amigable para contrarrestar el cambio climático. La invención ha sido patentada por la Universidad de Louisiana. El nuevo cemento consta de ser una mezcla de cenizas volantes, residuos sólidos que se obtienen tras la combustión de carbón pulverizado.

En comparación con el cemento Portland comercial, este cemento será aún más resistente a la corrosión, pues será resistente al calor hasta por los 2,400° C, incluso más resistente el yeso para construcciones y de mayor durabilidad.
Este cemento promete mayor fuerza ante la compresión y el estiramiento, es decir, no se encoge. Está constituido a partir de nueva tecnología y de investigación desarrollada por el Dr. Erez Allouche, quien sustenta que las emisiones de CO2 con el tiempo disminuirá, al menos el que procede de las plantas cementeras, pues una vez explotando la producción del cemento verde, las plantas dejarán de utilizarse hasta por el 90%.
El cemento verde fue presentado este año en el VIII Congreso Internacional de Ingeniería Civil, el cual tiene como uno de sus ejes de investigación más importantes, el cambio climático y el desarrollo sostenible. Este años se ha buscado concientizar a los participantes sobre la responsabilidad que tiene el sector industrial sobre la urbanización y la contaminación que sigue causando el deshielo polar.
Este nuevo descubrimiento es definido como el cemento que reutiliza los deshechos y es respetuoso con el medioambiente busca ser más sostenible, más económico y ser de mayor calidad. Cabe mencionar que se añade un valor más, pues su proceso de elaboración es más rápido. Sin más, queda claro que traerá demasiadas ventajas su implementación.
Después de patentar se buscará conseguir a los primeros socios comerciales, quienes a su vez, construirán las primeras cementeras en Estados Unidos, o en su defecto, se compartirá, por medio de licitaciones el proceso producción, para que las marcas de cementos actuales puedan reproducirlo.
El objetivo es reducir el impacto generado por las emisiones de CO2. Posteriormente dar a conocer el producto y lograr posicionarlo sobre el cemento convencional para que cada vez más, los ingenieros y los maestros de construcción lo comiencen a utilizar y recomendar en la práctica.
El plazo para lograr que el cemento verde tenga la mayor penetración en el mercado internacional está previsto para dentro de 20 años. Es decir, habrá que esperar a que su procesos de negociación y  producción se lleven a cabo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *