Prevenga daños por descarga eléctrica en su industria

Para la operación dentro de toda planta industrial es preciso contar con maquinarias y equipo que necesitarán de alimentación eléctrica para estar en funcionamiento; estas herramientas de trabajo suelen ser costosas y, aun cuando no signifiquen demasiada inversión, mantener toda su red eléctrica es indispensable para garantizar una buena productividad e incluso la seguridad de sus empleados.

De esta manera, uno de los recursos indispensables para cualquier negocio con estas características es la instalación de pararrayos, los cuales previenen accidentes por descargas eléctricas provenientes del exterior al captar la energía estática de fuera y darle un  curso seguro hasta tierra, evitando afectaciones a su red eléctrica y, por tanto, a su equipo conectado a ella.

¿Cómo puedo implementar un pararrayos en mi planta industrial?

Aunque en teoría un sistema de pararrayos funciona bajo principios físicos básicos, lo cierto es que los nuevos dispositivos para llevar la energía electrostática hasta tierra han ido evolucionando a través del tiempo, implementando estándares cada vez más especializados y siguiendo normas establecidas que garantizan su buen desempeño y seguridad.

En nuestro país, la norma oficial mexicana NOM 022 STPS 2015, referente a electricidad estática en centros de trabajo, establece las condiciones de seguridad que deben tener este tipo de dispositivos, por lo que es importante que quienes realicen las labores de instalación y mantenimiento de estos conozcan bien esta reglamentación y se apeguen a ella.

En este sentido, acudir a sitios profesionales de venta de sistema de puesta a tierra es su mejor opción, ya que ellos podrán darle distintas soluciones acordes con las necesidades específicas de su industria, protegiéndola no sólo de las descargas de rayos, sino de sobrecargas eléctricas en general, las cuales pueden provenir de la misma red de suministro o por la tensión generada por el número y tipo de aparatos conectados.

Supresores de picos y jaulas de Faraday son otras opciones adicionales para proteger su industria que podrá encontrar con estos distribuidores, pues dependiendo de su ubicación y características particulares de su negocio, algunos dispositivos de seguridad para su red eléctrica o para evitar el golpe de los rayos serán necesarios en mayor o menor medida.

Recuerde el dicho de que lo “barato sale caro” y no deje de proteger su nave industrial de las descargas eléctricas pensando que puede ahorrarse algunos pesos, pues nunca se sabe cuándo seremos víctimas de un accidente por este motivo; como dice otro refrán, “más vale prevenir que lamentar”.

Author: escritor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *