¿Por qué la suspensión de mi coche es muy dura, serán los resortes?

A veces llegamos a identificar que la suspensión de nuestros coches se siente dura y tensa, pero no sabemos con exactitud cuáles podrían ser las causas. A veces nos recomiendan que cambiemos las llantas por unas más altas, o incluso que revisemos sus resortes, pero en verdad, ¿cuál es el problema con los sistemas de suspensión de los coches?

Tal vez no lo sepas, pero cuando hacemos cambio de llantas, si éstas son muy altas, el velocímetro del coche podría estar haciendo malas lecturas, por lo que vale la pena revisar si más bien lo que necesitamos es hacerle un reajuste en los resortes o un reemplazo de amortiguadores.
Los especialistas en fabricación de resortes para coches nos recuerdan que la dureza de la suspensión se ve afectada por 3 razones:
  • Los resortes
  • Los amortiguadores
  • Las llantas
Lo que está en juego cuando hablamos del sistema de suspensión es el confort que se siente dentro del coche. Por un lado, el sistema permite apaciguar el impacto generado por circular sobre baches, y por el otro también permite que los rebotes sean absorbidos y que los pasajeros no perciban todas las colisiones.
Si tu coche rebotaba en exceso, o hace mucho tiempo que no le haces la alineación, es probable que tu sistema de suspensión necesite ser revisado lo antes posible.
¿Sabías que cada 20,000 Km se recomienda hacerle una revisión al sistema de suspensión de todos los coches? Esto para saber si los desgastes de su sistema son normales, puesto que a los 60,000 Km los amortiguadores en general tienen que ser reemplazados.
No olvidemos que es muy peligroso tener un sistema de suspensión en mal estado. A veces puede que esté más inclinado de un lado que del otro, o que haya una diferencia entre la parte delantera y trasera. Sin embargo, en ocasiones basta con echarle solamente aire a las llantas, aunque no siempre es sólo eso.
En cualquier caso, se aconseja que siempre que revisemos nuestros vehículos lo hagamos dentro de un terreno plano, estando éste detenido y también poniéndolo en marcha. Así nos aseguraremos de captar cualquier anomalía.
Por último, no hay que omitir los ruidos extraños. Pongamos atención sobre todo cuando el coche tiene que transitar por curvas, terrenos difíciles, o a la hora de pasar por topes, porque es cuando cualquier irregularidad sobre el sistema de suspensión puede percibirse con facilidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *