Montacargas de uso industrial

Existen muchos tipos de montargas. La mayoría de los que se emplean en la actualidad son eléctricos, mientras que los clásicos y los que no han sido renovados recientemente trabajan con un motor de combustión interna, el cual puede ser de diesel o de gasolina, aunque algunos modelos funcionan con gas natural. La versión más pequeña y práctica de los montacargas, aunque de menor capacidad de trabajo, es el  patin hidraulico parecido al famoso “gato” para levantar los coches cuando se poncha una llanta.
El uso de los montacargas en el ramo industrial, así com en los grandes almacenes, para la descarga de mercancías ahorra mucho tiempo y esfuerzo, ya que hace posible el traslado de numerosos paquetes en un solo viaje sin la necesidad de invertir horas de trabajo. A pesar de que requiere de ayudantes que nivelen el peso y den indicaciones al conductor sobre la dirección a seguir, el equipo de trabajo de un montacargas es pequeño.
El sistema mediante el cual funciona es muy simple, ya que consta de dos barras paralelas que se encuentran en la parte delantera del vehículo, las cuales se llaman horquillas. Éstas van unidas a un sistema de elevación neumático que puede levantar y soportar grandes pesos.
La carga que es manipulada por se apila sobre tarimas conocidas como racks, las cuales generalmente están hechas de madera o plástico reforzado; tienen un promedio de entre quince y veinte centímetros de espesor. Los racks tienen una ranuras entre la base y la superficie en las que se insertan las horquillas, que la atraviesan de lado a lado para garantizar la correcta sujeción de los paquetes. Finalmente, el mecanismo neumático se activa y la carga se levanta para ser transportada al sitio de descarga o almacenamiento.
La operación de los montacargas, como cualquier otra máquina de uso industrial y especializado, requiere de capacitación y que los operarios estén familiarizados con las condiciones mínimas de seguridad que se necesitan para trabajar con ellos. Asimismo, se exige que todo el personal que labora cerca de estos equipos cuente con equipo de seguridad completo, como casco, guantes, etc.
En general son costosos, sobre todo si no se les da el uso constante que requiere una inversión de este tipo, por lo que los negocios de renta de montacargas se han vuelto populares, ya que puede contratarse el servicio (el cual incluye a los operadores) por las horas o días que se necesite.

 

Author: director

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *