¿Realmente sirve el control de inventarios?

Uno de los objetivos principales de las empresas es obtener utilidades, por lo que los inventarios se vuelven necesarios si lo que se quiere es tener máximas ganancias, ya que una de sus funciones principales es la de guardar productos para su posterior venta, aunque los inventarios no sólo se conforman de materias primas, sino que en ocasiones almacenan cosas que aún se encuentran en proceso o que son piezas complementarias para otro producto; al ser la venta de bienes o servicios uno de los principales factores sobre los que se sostiene una empresa, el control de inventarios se vuelve necesario, ya que el manejo de los mimos ayudará a mantener el control sobre los objetos y hará la contabilidad más fácil.
Los inventarios se hacen imprescindibles sobre todo porque si no se tiene un control certero del número de mercancías la empresa no podrá operar de manera efectiva lo que resultará en la pérdida potencial de nuevos clientes. A pesar de que es relativamente fácil llevar el inventario, en muchas ocasiones se vuelve algo tedioso, por lo que en ciertas empresas simplemente se hace un poco conflictivo el llevar de manera correcta el conteo, pero se debe aclarar que el control de inventarios protege a los dueños de muchos peligros a los que podría estar expuesto un negocio como es el robo hormiga y desperdicios que de no ser tratados evidentemente traerán impacto negativo en las utilidades.
En muchas ocasiones se piensa que para tener ordenada la información se necesita de grandes costos; nada más alejado de la realidad, y es que acomodar dichos datos puede ahorrarnos mucho dinero sobre todo si se hace el uso de una hoja de cálculo, aunque el problema del inventario va a ser del número de mercancías que se tengan que contabilizar.
En general se puede decir que el tener un inventario mal organizado repercutirá necesariamente en primer lugar en la productividad de la empresa, pero no sólo esto, sino que traerá gastos extras como por ejemplo pagar a varios empleados extras para que lo hagan. Otra pérdida se expresa en la preparación de los pedidos, en los cuales evidentemente se usará más tiempo al tener desorganizado el inventario que si se sabe en que sitio se encuentra cada cosa; dicho de otra manera, el control de inventario se vuelve vital para la empresa, por lo que se recomienda darle una prioridad a este almacenamiento para reducir los mayores costos posibles.

 

Author: director

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *