El uso del desfibrilador en las empresas

El lugar de trabajo es en donde se dan más accidentes inesperados; sea de lo que sea la empresa en la que trabajemos siempre puede haber accidentes con la maquinaria o con los materiales de trabajo, pero nosotros o alguno de nuestros compañeros pueden sufrir de una afección corporal que pueda incluso guiarlos a la muerte. El uso del desfibrilador en las empresas no es algo muy común, sin embargo es urgente reforzar las políticas empresariales con respecto al uso de estos importantes aparatos.

Al año aproximadamente 45 mil personas sufren de muerte súbita, que se puede prevenir gracias a la descarga eléctrica de un desfibrilador, aparato que algunos expertos aseguran se debería tener en lugares públicos. Cardeas es una empresa conocida por surtir diferentes tipos de desfibriladores ya sea a empresas o particulares, con la promesa de actuar con honradez, responsabilidad e integridad.

Con respecto a los desfibriladores en las empresas, es una medida que pocas lo han llevado a cabo, sin duda aquellas que ya lo han implementado tienen mayor seguridad ante los imprevistos. Ya quienes cuentan con estos aparatos saben las diferencias que existen entre modelos y aparatos, cuáles son los más convenientes para la empresa y sus trabajadores.

El desfibrilador automático externo o DAE es un aparato que es muy ligero, es pequeño y fácil de portar y puede medir el ritmo cardiaco a través de unos parches que se colocan directamente sobre la piel del torso de la persona afectada, por medio del contacto con la piel de la persona, es posible darle una descarga eléctrica al corazón para que regularice su ritmo o bien lo recupere en caso de ser un paro cardiaco total.

Son aparatos sencillos de utilizar de manera que cualquiera que reciba una sencilla capacitación pueda utilizarlos, más aun tratándose de desfibriladores externos automáticos (DEA) ya que tomando como premisa la falta de información acerca de los primeros auxilios, Cardeas fabrica aparatos de fácil manejo.

Las oficinas sufren mucho del sedentarismo que los cubículos y el trabajo en computadoras ocasiona, esto aunado a los escasos tiempos con los que se cuenta para hacer comidas balanceadas son la combinación que lleva a las enfermedades de corazón a ser de las más mortíferas en el mundo.

Los empleados de todas las empresas deben tener en cuenta que el uso de los desfibriladores pueden salvar vidas, no solamente las ajenas, sino que una capacitación a todos los miembros de la empresa puede salvar la vida propia.

Author: director

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *