El nuevo proceso de digitalización del sistema educativo mexicano

Las generaciones que continúan asistiendo a la escuela y que entienden y han vivido en carne propia lo que es la tecnología en sus aulas de clase son los Millennials (nacidos entre 1981 y 1994) y la Generación Z (nacidos entre 1995 y 2015), aquellas personas que nacieron sabiendo lo que son las  computadoras, los escaners y el Internet; aunque no precisamente nacieron teniendo uno en casa, sino que son generaciones que han crecido viendo cómo esta tecnología evolucionaba y transformaba nuestra realidad.

El sistema educativo mexicano está viviendo un proceso de digitalización, correspondiente a la ola que atribuye la Estrategia Digital Nacional la cual fue presentada en 2013 por el presidente Enrique Peña Nieto, en la que se induce a que las instituciones públicas y las privadas que se dedican a ciertos sectores sociales concretos, se vean obligados a reintegrar sus archivos, en documentos digitales que les permitan dar lugar a la gestión documental desde la nube.
Además, complementando la información obtenida de las estadísticas más recientes del INEGI sobre la gestión de la tecnología en las escuelas se resalta los siguientes puntos:
  • El implemento eficaz de la tecnología en las aulas de clase incentiva la creatividad y el aprendizaje. La información que se ve en clase se comparte, discute de manera grupal, integrando nuevas dinámicas grupales, mediante el uso de herramientas tecnológicas.
  • Los educadores que están frente a grupo tienen la edad promedio de 40 años. Su perfil profesional es el de profesores que no utilizan la tecnología para impartir sus clases y lamentablemente no fomentan el uso de la misma.
  • Los educados, quienes poseen el perfil de haber nacido en la época  subversiva del Internet y las redes sociales, muestran dificultad para adaptarse a los métodos tradicionales de enseñanza.
Aparentemente los datos en conjunto no representan un ecosistema alentador. Sin embargo, cada vez más son las escuelas públicas y los centros educativos privados, de todos los niveles educativos, los que han estado integrando dentro de sus procesos de enseñanza y en sus procesos propios de gestión interna, herramientas que dan cabida al uso de la tecnología digital.
Además, el gobierno está instrumentando al sector educativo, para que sus planes de estudio y sus métodos pedagógicos sean empleados y planeados desde el uso de las Nuevas Tecnologías de la Información. Sólo le resta a las escuelas no resistirse al cambio y a los padres de familia apoyar el desafío tecnológico para proveer a las nuevas generaciones de nuevas oportunidades que responden a la era globalizada y casi 100% digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *