Amplivox brinda tecnología a tu salud

Ya se sabe que la confiabilidad de un consultorio o centro de salud depende en buena medida del perfil de los especialistas que lo atienden y las experiencias que otros pacientes hayan documentado respecto a sus procesos de consulta, tratamiento y recuperación.

Pero un aspecto en el que no solemos reparar es la calidad del equipo técnico que se utiliza en las instituciones de salud. Si bien la mayoría de los pacientes no alcanzan a percibirlo, una institución que invierte en aparatología médica de vanguardia amplía su capacidad para ofrecer diagnósticos precisos, rápidos, seguros y en general, una mejor atención.

Al final, la actualización tecnológica se traduce en sentimientos de confianza y generación de lealtad hacia el centro de salud.

Consciente de ello, la compañía inglesa Amplivox provee soluciones tecnológicas para diversos campos de la medicina, por ejemplo, la audiología, en la que ha introducido con éxito productos como el timpanómetro Amplivox, cuyas funciones son ofrecer mediciones rápidas y precisas para verificar el estado en que se encuentra el oído medio y analizar si sus funciones se están llevando a cabo con normalidad.

La innovación en los nuevos modelos es constatable en características como su diseño portátil, apropiado para el uso hospitalario y para su traslado a las unidades de emergencia o al lugar donde se encuentre el paciente.

Entre sus cualidades externas, destacan el contar con una pantalla grande, impresora portátil e interfaz para PC, además de no requerir cargadores o cables adicionales. A nivel interno posee una base de datos que registra las mediciones y la capacidad para programar pruebas.

Otro desarrollo de última generación es el decibelímetro, cuya función es ofrecer mediciones del ruido al que se expondrán las personas en un área de trabajo, o el ruido al que ha sido expuesto un paciente que presenta complicaciones de audición.

La importancia del aparato, también llamado sonógrafo, recae en la posibilidad de prevenir daños a la salud que estén vinculados con el exceso o la intensidad de la contaminación acústica, pero también con ciertas frecuencias sonoras. Mediante un decibelímetro es posible evaluar durante periodos largos el ruido y llevar a cabo un análisis posterior de los resultados en computadora.

En el ámbito hospitalario, la medición del sonido cobra relevancia al considerar que para la recuperación de los pacientes es indispensable un ambiente que no sume más estrés al que ya implican sus condiciones de salud y, a veces, el internamiento.

Author: escritor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *